Selección de idioma y configuración en iPhone 14 Pro Max: extranjero

Si quieres ver este contenido, solo tienes que deslizar hacia arriba y elegir el idioma que deseas. En este caso, vamos a seleccionar inglés. A continuación, elige tu región. Para este ejemplo, elegiremos Canadá. Si ya tenías un teléfono antes, puedes transferir algunos datos desde tu iPad a través de iCloud. Sin embargo, si no tienes un iPad, no podrás realizar la transferencia. Si tenías contactos u otros datos en iCloud, no necesitarás tener el iPad a mano, ya que podrás acceder a ellos al iniciar sesión en tu cuenta de iCloud. Si eres nuevo, puedes configurar todo manualmente. Elige tu red WiFi y conéctate. Asegúrate de ingresar la contraseña correcta. Es importante tener conexión a Internet para que funcione correctamente. La activación del teléfono puede llevar unos minutos y es necesario activarlo con una cuenta de iCloud. Si no tienes una, puedes omitir este paso, pero es recomendable tener una para proteger tus datos en caso de pérdida o robo. Puedes configurar el reconocimiento facial (Face ID) ahora o más tarde. Si eres nuevo, te recomiendo configurarlo ahora y seguir las instrucciones para registrar tu rostro. Si no deseas importar información personal, puedes omitir este paso. También puedes configurar un código de acceso si tienes activado Face ID. A continuación, se te dará la opción de transferir aplicaciones y datos de tu antiguo dispositivo. Si eres nuevo, puedes omitir este paso. Si no tienes una cuenta de Apple ID, este es el momento de crear una. Solo necesitas proporcionar algunos datos básicos. Si ya tienes una, puedes configurarla más tarde en los ajustes. Es importante mantener tu iPhone actualizado, así que asegúrate de seleccionar esta opción. También puedes activar la función de servicios de ubicación y Siri si lo deseas. Considera que la función de tiempo de uso está destinada a padres para controlar el tiempo que sus hijos pasan en el teléfono, así que puedes omitir este paso si no es relevante para ti. Finalmente, puedes elegir si deseas compartir información anónima con Apple y desarrolladores de aplicaciones. También puedes seleccionar el modo de visualización (claro u oscuro) y personalizar el tamaño de fuente. Una vez que hayas completado estos pasos, habrás terminado la configuración inicial de tu iPhone. Puedes empezar a explorar las aplicaciones estándar y descargar aplicaciones adicionales desde la App Store. No olvides actualizar tu iPhone y cerrar las aplicaciones que no estés utilizando para un mejor rendimiento.