Prueba de resistencia al agua de los AirTags y más

Probando la resistencia al agua del AirTag de Apple

Con el lanzamiento del nuevo AirTag de Apple, han surgido muchas preguntas sobre su resistencia al agua, su durabilidad y su compatibilidad con dispositivos más antiguos. En este artículo, vamos a probar todas estas características para tener una mejor idea de lo que podemos esperar del AirTag.

Paso 1: Configurar el AirTag

Antes de comenzar las pruebas, es importante configurar el AirTag. Para hacer esto, simplemente desempaquétalo y retira la pieza de plástico que lo activa. Luego, acerca el AirTag a tu iPhone y sigue las instrucciones en la pantalla para emparejarlo.

Paso 2: Resistencia al agua

Según Apple, el AirTag tiene una clasificación de resistencia al agua IP67, lo que significa que puede resistir una profundidad máxima de 1 metro durante un máximo de 30 minutos. Para verificar esta afirmación, vamos a sumergir el AirTag en agua durante más de 30 minutos.

El AirTag se sella con una cubierta trasera que no tiene un sello de goma visible. Sin embargo, según Apple, el sellado actual debería ser suficiente para mantenerlo seguro bajo el agua. Coloca el AirTag en el agua, asegurándote de que esté sumergido alrededor de un pie (30 cm) de profundidad.

Paso 3: Prueba de localización

Una vez que el AirTag esté sumergido, intenta localizarlo desde tu iPhone. Tendrás la opción de reproducir un sonido o utilizar la función «Encontrar cerca» si tienes un modelo de iPhone más reciente con el chip U1. Sin embargo, si el AirTag está demasiado sumergido, es posible que no puedas escuchar el sonido o localizarlo.

Paso 4: Sacar el AirTag del agua

Después de haber dejado el AirTag bajo el agua durante al menos 30 minutos, sácalo y comprueba si sigue funcionando correctamente. El AirTag puede tener algunas marcas de desgaste debido al roce con las lentes de la cámara u otros objetos. Límpialo si es necesario.

Conclusiones

El AirTag de Apple ha demostrado ser resistente al agua durante al menos 30 minutos a una profundidad de un pie. Sin embargo, es importante destacar que si el AirTag está sumergido a una profundidad mayor, puede que no sea localizable ni audible. En general, el AirTag ha mostrado una buena durabilidad y resistencia al agua, lo que lo convierte en una opción confiable para rastrear objetos.

¿Has utilizado el AirTag? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!