Saltar al contenido

Cómo crear un disco RAM de 10 GB/s en Windows

Después de discutir cómo crear un disco RAM en OS X durante un episodio reciente de The TekRevue Podcast , varios lectores nos enviaron un correo electrónico para preguntarnos acerca de la creación de un disco RAM en Windows. Afortunadamente, el proceso para Windows es tan fácil como en OS X. Pero primero, algo de fondo.

¿Qué es un disco RAM?

Los discos RAM son volúmenes de almacenamiento lógico creados a partir de la RAM de un ordenador. La memoria RAM es el medio de almacenamiento ultrarrápido que utiliza un ordenador para almacenar temporalmente los datos mientras está en uso, lo que acelera drásticamente el rendimiento general de un sistema. Debido a que la RAM es tan rápida, las unidades lógicas que podemos crear en RAM funcionan a una velocidad varias veces superior a la de las unidades de disco duro mecánicas y de estado sólido modernas más rápidas. Esto significa que cualquier tarea que está limitada tradicionalmente por la velocidad de la unidad de disco de un ordenador, como mezclar archivos de vídeo de gran tamaño o manipular bases de datos complejas, puede aumentar enormemente el rendimiento cuando se ejecuta desde un disco RAM. Pero no es tan simple; hay algunas advertencias clave a considerar.
En primer lugar, la memoria RAM es volátil o no persistente, lo que significa que cualquier dato almacenado en la memoria RAM se pierde cuando ésta pierde potencia. Esto contrasta con los discos duros de estado sólido y mecánicos tradicionales, que son medios de almacenamiento no volátiles o persistentes. Estos métodos de almacenamiento conservan los datos que se les han escrito cuando se pierde la energía, como cuando el ordenador se apaga o cuando se produce un corte de energía. Esto significa que todo lo que almacene en un disco RAM se perderá al reiniciar el equipo o si se produce una pérdida inesperada de energía. Por lo tanto, es importante hacer copias de seguridad frecuentes de los contenidos de su disco RAM, y tener siempre en cuenta que los datos en el disco pueden perderse en cualquier momento.

En segundo lugar, en comparación con los discos duros de estado sólido y mecánicos, la RAM es relativamente cara y limitada. Mientras que los discos duros pueden alcanzar fácilmente los 4 TB de capacidad a un precio de alrededor de 0,03 dólares por gigabyte, la cantidad máxima de RAM soportada por la mayoría de los ordenadores de consumo suele ser de 32 o 64 GB, a un precio mucho más elevado de alrededor de 10 dólares por gigabyte. Estas limitaciones, junto con el hecho de que no puede asignar toda la RAM de su sistema a un disco RAM (después de todo, necesita dejar algo para que el equipo lo use), significa que sus discos RAM lógicos serán relativamente pequeños, probablemente no mayores de 8 a 16 GB para la mayoría de los sistemas. Sin embargo, si estas limitaciones son aceptables, le espera un viaje increíblemente rápido.

¿Qué tamaño debe tener mi disco RAM?

Como se mencionó anteriormente, el equipo necesita RAM para funcionar correctamente, por lo que deberá elegir un tamaño de disco RAM que equilibre su necesidad de almacenamiento con la necesidad de memoria del equipo.
En general, es aconsejable dejar al menos el 50 por ciento de la RAM del equipo libre para que el sistema la utilice. Esto significa que si tiene 16 GB de RAM total, querrá limitar el disco RAM a un máximo de 8 GB. Hay algunas excepciones a esta regla, por supuesto. Si las tareas planificadas para el equipo no son muy intensivas en RAM, como trabajar con archivos secuenciales de vídeo y audio de gran tamaño, probablemente esté seguro de asignar un poco más de RAM al disco RAM. Además, si tiene una cantidad muy grande de RAM (por ejemplo, 64 GB), puede hacer que su disco RAM sea un poco más grande que 32 GB y aún así dejar cantidades adecuadas de RAM para su equipo (un disco RAM de 52 GB y 12 GB reservados para la memoria del sistema, por ejemplo).
Como verá a continuación, el proceso de creación y destrucción de discos RAM es rápido y fácil, así que no dude en experimentar con diferentes tamaños para encontrar el equilibrio que mejor se adapte a su flujo de trabajo y hardware.

Cómo crear un disco RAM en Windows

Hay muchos programas de software y utilidades que pueden crear un disco RAM en Windows, pero muchos de ellos son aplicaciones comerciales pagadas o les faltan características clave. Una opción potente y gratuita que recomendamos se llama ImDisk . Aunque ImDisk incluye muchas características, como la capacidad de montar y administrar discos virtuales, también actúa como una interfaz súper simple para configurar y crear discos RAM.
Para empezar, primero descargue ImDisk y ejecute el instalador. De forma predeterminada, el instalador colocará tres iconos en su escritorio. Una vez hecho esto, abra el icono que dice «RamDisk Configuration».

ImDisk proporciona una práctica interfaz gráfica de usuario para configurar sus discos RAM. En primer lugar, seleccione un tamaño para el disco; en nuestro ejemplo usamos 8 GB. A continuación, puede elegir la letra de unidad en la que se montará el disco RAM y seleccionar el sistema de archivos que desea utilizar. Como mencionamos anteriormente, los discos RAM se borran con una pérdida de energía o reinicio, pero puede configurar uno o más discos RAM para que se creen y monten automáticamente durante el proceso de arranque de Windows.
En la Ficha Avanzado, puede asignar un nombre de unidad al disco RAM, cambiar el tamaño del clúster (la mayoría de los usuarios estarán bien si lo dejan en la configuración predeterminada) y también configurar los archivos de imagen para conservar los datos del disco RAM. Con los archivos de imagen, los usuarios pueden especificar una unidad o carpeta que siempre desean tener en el disco RAM, e ImDisk copiará esos datos en el disco RAM cada vez que se creen después de un reinicio o una pérdida de energía.

Una vez configuradas todas las variables, pulse OK para crear el disco RAM. Este proceso debería durar sólo unos segundos, y verá aparecer una ventana de propiedades cuando se complete. Ahora encontrará su nueva unidad lógica en el Explorador de Windows y podrá empezar a escribir datos en ella a velocidades increíbles. ¿Qué tan increíble, te preguntarás? Siga leyendo para nuestros puntos de referencia.

Benchmarks de disco RAM

No sólo queríamos medir el rendimiento del disco RAM, sino también compararlo con tecnologías de almacenamiento más comunes. Para estas pruebas, estamos comparando nuestro disco RAM de 8 GB con una unidad SATA III Samsung 830 SSD interna y una matriz RAID 5 compuesta por tres discos duros Western Digital Black de 2 TB. Nuestra computadora de prueba es un sistema i7 3770K de 3.5GHz con 16GB de memoria total funcionando a 1866MHz. Todas las pruebas se realizaron con la edición de 64 bits de CrystalDiskMark ejecutándose en Windows 8.1.

Los que leyeron nuestro artículo anterior sobre los discos RAM de OS X no se sorprenderán al ver los resultados, pero los que son nuevos en el concepto se sorprenderán con el rendimiento del disco RAM, especialmente en comparación con las unidades de almacenamiento tradicionales. Con lecturas secuenciales máximas de 6,9 gigabytes por segundo, el disco RAM es aproximadamente un 1,701% más rápido que nuestro Samsung 830 SSD.

Las cosas mejoran aún más con la velocidad de escritura. El disco RAM supera los 10 gigabytes por segundo en operaciones aleatorias secuenciales y grandes. Para los que llevan la puntuación en casa, esto supone un aumento del 2,722 por ciento en el rendimiento.

Una vez que haya terminado de jugar con el disco RAM, puede eliminarlo regresando a la aplicación ImDisk y presionando Desmontar en la ficha Básico. Si tiene datos en el disco, ImDisk le ofrecerá crear una imagen por usted, para que pueda restaurarla rápidamente la próxima vez que monte un disco RAM.

Conclusiones

En resumen, los números de disco RAM son un cambio completo cuando se trata de la velocidad de la unidad, y con las precauciones y expectativas correctas, la introducción de un disco RAM podría revolucionar ciertos flujos de trabajo dependientes de la unidad.
Con una configuración súper sencilla gracias a la utilidad gratuita ImDisk, casi todo el mundo puede disfrutar experimentando con esta fantástica función. Sólo asegúrese de recordar las advertencias y nunca almacene datos en un disco RAM que no pueda permitirse perder.